Anécdotas y Reflexiones | Cosas de princesas

Vamos a dormir!!!

3 marzo, 2017

Durante el embarazo gemelar, una de las dudas que más rondaba por mi cabeza era cómo ponerlas para dormir, una única cuna para las dos, una en cada cuna…

Tengo que decir que soy una persona organizada, y necesito tener cada una de las situaciones controladas, si las cosas las puedo hacer para ayer, mejor que para mañana. En cambio mi marido es todo lo contrario, el no tiene prisas y siempre hay tiempo para hacerlo todo, luego nos pasa lo que a muchos, andamos a todo correr a última hora aunque al final lleguemos a todo.

Yo conservaba la minicuna de Martina, un moisés la verdad que bastante kuki, así que me acerqué a la tienda donde compraba todas las cositas de las niñas y pedí una igual. Mientras tanto seguía meditando cómo organizarlas.

Solía preguntar a amigas, pediatra etc si estuvieran en mi situación cómo las pondrían a dormir, mi intención era clara pero quería saber diferentes opiniones, las cuales no cuadraban con mi decisión. Es decir, escuchar su opinión y luego llevarlas la contraria.

Nacieron las mellis y las puse a dormir juntas, viendo que a Valentina ese contacto con su hermana en el parto le había venido muy bien, me negué a separarlas.
No quería separar ese vínculo que habían creado durante tantos meses. Ese vínculo que yo no había visto pero sí había sido capaz de sentir. Ellas no conocían el mundo de otra forma que no fuera estando juntas.

Hay hospitales que cuando nacen mellizos, gemelos, etc optan por ponerlos juntos siempre y cuando el estado de salud de ambos lo permita, por supuesto habrá otros tantos que estén en contra.

Creo que el tenerlas juntas compartiendo sueños fue una de las mejores elecciones que tomé. Las niñas solo me necesitaban cuando querían comer, era algo increíble, teniéndose la una a la otra no necesitaban más. A veces incluso echaba de menos que me necesitaran, dormían a la vez, se despertaban a la vez y no necesitaban más que tenerse la una a la otra!

Había gente que me preguntaba cómo era posible que cuando una lloraba no despertara a la otra, o cuando una tocara a la otra no la despertase… y la respuesta era bien sencilla; están acostumbradas a esos llantos y a ese contacto. Por poner un ejemplo, la mujer que duerme mientras su marido ronca, también puede ser al revés, por supuesto, esa mujer al principio la costaría dormirse, ahora seguramente duerma plácidamente sin saber si quiera si su marido ha roncado!

La noches con Martina fueron realmente horrorosas, había noches en las que paseaba por la urbanización a las 3 de la mañana hasta las 5 y me negaba a que eso nos volviera a pasar.
Aquí es cuando vino nuestro ángel, esa mujer que nos ayudó durante los 6 primeros meses de vida de las mellis, exceptuando los fines de semana. Cada vez que llegaba el fin de semana me temblaban las canillas. Ella era la que se encargaría durante las noches de las mellis y yo me hacía cargo de Martina que aun se despertaba. Y se despierta.

Ella era una mujer tranquila, de esas personas que lo único que te transmiten es paz, y por lo tanto se lo transmitía a las nenas. La verdad que no podía haber encontrado a una mejor persona para el cuidado nocturno de las niñas. Ella era la que nos haría la vida muchísimo más fácil, la que les enseñaría un hábito de sueño y no es que no hubiera preocupación por las mellis durante esas noches, pero si que podía delegar un poquito en ella y yo hacerme más cargo de Martina. Martina al ser más mayor era más consciente de todo lo que pasaba y cuanto menos traumático fuera para ella la llegada de sus hermanas mejor.

Algunos fines de semana en los que nuestro ángel no estaba y mi marido estaba trabajando, se despertaban las 3 a la vez, era un auténtico caos, iba rotando de cama en cama.
-Martina cariño ahora vengo que una de las nenas llora ( todavía no diferenciaba de quien era el llanto)
-Amatxu pero vienes ahora.
-si mi amor!!

Y cuando tardaba un poquito por que estaba con las mellis Martina ya me estaba llamando.

La habitación de las mellis ya la tenía organizada y nuestro ángel se merecía una cama en la que descansar, muchas de estas mujeres se suelen pasar las noches en vela pendientes de los bebes, en nuestro caso no era necesario, las niñas se despertaban una sola vez a las 3 de la madrugada.

A las 3 de la madrugada se despertaban las 2 a la vez, Valentina era más paciente, por lo que podía esperar a que su hermana hiciera la toma primero. Yo las oía y sentía la necesidad de levantarme para controlar un poco la situación aunque sabía que con ella todo estaba controlado.
Llamaba a la puerta, entraba y ella allí estaba dando el biberón a Manuela, yo cogía a Valentina y entre las dos acabábamos más rápido. Otras veces ella sola era la que se encargaba.

Cuando las nenas cumplieron 3 meses ya dormían del tirón, era algo maravilloso.
Nuestro ángel que vivía sola en su casa nos decía que dormía mucho mejor en nuestra casa que en las suya y es que yo la entendía perfectamente. Somos personas a las que nos da miedo dormir solas.

A los 6 meses se fue, y a los 10 con el comienzo de la ikastola se empezaron a despertar entre 2 y 10 veces, dependiendo de las noches, hasta hoy!

Durante todo este tiempo pasaron de moisés a una cuna que compré en Zara, primero dormían una al lado de la otra y después las puse a cada una hacia un lado. Finalmente las pasé a su cama, una cama con sábana fantasma y barreras. Cada una en su cama.

La sabana fantasma es un tipo de sabana bajera que le sobresale como un chaleco y no hay peligro de que caigan.

Las camas de su habitación las puse de tal manera que estuvieran cabeza con cabeza por si el día de mañana las apetecía tener largas conversaciones. Es algo que siempre he imaginado, contando las 3 sus cositas.


Las que sois mamas, ¿qué trucos habéis utilizado para dormir a vuestros niños? y ¿les habéis puesto a dormir juntos?

Que tengáis dulces sueño!!!!

Only registered users can comment.

  1. Carmen por lo que se de mi tia que tuvo trillizos,a los chicos los puso en una misma cuna juntitos y ala niña al ser mas pequeñita la dejo solo en una cuna y los tres en la misma habitación y ella se compró un sillon reclinable pa dar los biberones y asi mantener el ambiente bebe en una misma habitación
    Un besazo pa tu gran familia humana y canina
    P.D: soy maitane la amiga de tu hermano

  2. Venga me estreno por aquí, bueno ya sabes gracias a qué duerme ilargi 😬 Y la verdad que sigue durmiendo con nosotros en una macrocama que nos hemos montado. Se despierta muchas veces a pesar de la ayuda y para nosotros es más cómodo y relajante tenerla ahí ver que está bien y se calma enseguida con el contacto y los que tengan la suerte de dormirse rápido vuelven a caer, a mi me cuesta un poquito más. 😘

  3. Hola, Carmen, soy mamá de una bebé de cinco meses y medio, Vera, y, aunque intentamos que al principio durmiese en su cuna, hemos terminado por meterla en nuestra cama y hacer colecho. Ella duerme asi mucho mejor (también se despierta muchas veces por la noche) y yo puedo descansar un poco. Ahora, cuando se despierta, se agarra al pecho y vuelve a quedarse dormida, y asi no la tengo que dormir, como cuando la dejaba en la cuna, que nos podíamos pasar horas intentando que durmiese. Un beso fuerte desde Sevilla. Y enhorabuena por el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*