Cosas de princesas

Embarazo gemelar

2 marzo, 2017

Tengo que reconocer que el día que me dijeron que estaba embarazada de dos mi alegría fue inmensa. Siempre había deseado tener 3 hijos, me daba igual niñas que niños, que algo mixto, pero el numero 3 me resultaba atractivo.

En una de mis clases de coaching en el que tenía que imaginarme mi “Yo futuro” me imaginaba tres niños jugando en el jardín de casa mientras se revolcaban con su padre. Me sentía tan bien con esa sensación. En mi casa éramos mi hermano Luis Angel y yo. El me saca 5 años aunque muchas veces actué como una madre con el, pero es mi instinto de protección y creo que seguiré actuando así toda nuestra vida.

A pesar de que mi idea siempre fue tener 3, no se si de no haber tenido a las mellis me hubiera animado con un tercero.
Martina se saca con sus hermanas 2 años y 8 meses y empezar desde cero de nuevo con carros, ropitas, pañales y demás cuidados, era realmente perezoso. Pero… tenia una sensación rara que no se si a alguna de vosotras os habrá pasado. Cuando nació Martina me daba la sensación de que mi familia aun no estaba cerrada y que aun me quedaban cosas por hacer, ahora, esa sensación no la tengo!

Bueno a lo que iba, el día que mi ginecólogo me dijo que había dos saquitos mi felicidad fue inmensa y, a la vez que mi felicidad aumentaba por momentos parecía que la de mi marido iba disminuyendo. Todo nos lo teníamos que plantear de nuevo. Primero, pensar que era un embarazo denominado de alto riesgo y que todo debía de ir bien para que esos bebitos, los dos, se agarraran fuerte a mí para seguir adelante.

Iban pasando las semanas y siempre íbamos con mucha cautela y aunque muchas veces me surgía ese miedo de… ¿todo irá bien? Confiaba plenamente en mis bebés, aunque podía pasar de todo. Transcurrían las semanas y cada semana era un triunfo, una semana más que los bebes crecían y tenían muchísima más fuerza para seguir adelante. Así hasta la semana 12, todos lo miedos se me fueron, tenia unos bebes que eran unos campeones!!!

Mi ginecólogo me recomendó alrededor de la semana 9 una prueba de sangre en la cual se puede saber si los bebes tienen alguna enfermedad importante y ya de paso saber el sexo del bebe.
Esta analítica consiste en extraer sangre de la madre y en esa sangre habrá fragmentos de ADN del bebe. Cuando es un único bebé, el sexo te lo dicen con total fiabilidad, pero cuando son dos solo te informan de las enfermedades. En dos semanas tenía los resultados y a pesar de que al ser un embarazo gemelar no decía nada con respecto al sexo no podía quedarme con las ganas de indagar!!
-Perdona!! podrías decirme el sexo de los bebes??
-Me informo y te llamo.
Dicho y hecho, en 10 minutos me estaban devolviendo la llamada.
-Hemos visto que hay ausencia de cromosoma Y

Eso quería decir que no se veía niño por ningún lado, para mi era algo maravilloso, iba a tener 3 niñas si me fiaba de esa analítica de sangre!!! No me hubiera importado un niño pero… ¿3 niñas? Increíble!!!

Mi suegro es de los que deseaba y sigue deseando tener niños, pero tanto su hijo como mi cuñada les han dado niñas y el día que le dijimos que no había niños no se lo creía!!! Es lo que hay Vicente!! Ahora esta chocho perdido, por supuesto!

A partir de ese momento es cuando empezaba nuestra realidad, ya no íbamos a ser 3, íbamos a ser 5 y realmente es un cambio brutal! Teníamos que plantearnos muchísimas cosas, en mi coche no entraban 3 sillas seguidas, por eso voy en furgoneta a todo los sitios. El carro de Martina no me servía, necesitaba uno gemelar y necesitaba a alguien que me ayudara. Mi marido pasa muchos días fuera de casa y tenía que organizar todo para que no me pillará el toro.

Martina es de las niñas que aún se despierta alrededor de 3-4 veces a las noches, me pide que me acueste con ella o ella viene a nuestra cama.
Me hablaron de una de las mujeres, por esta zona de Getxo se lleva mucho, que se quedan por las noches con las niñas. Pues después de meditarlo mucho muchísimo, partiendo de que me sentía con cierta culpabilidad porque yo soy la madre, yo soy la que me tengo que hacer cargo de esas noches con ellas, pero también esta Martina y mi marido necesitaba descansar debido a su trabajo. Por fin me decidí y más cuando me dijeron; Carmen, es el dinero mejor invertido!! Y ya lo creo, me cambió la vida!! me veía incapaz de las noches que me tocaba estar sola estar pendiente de 3 niñas que lloraban por que ante todo estaba mi salud!

Mi embarazo fue realmente bien, exceptuando los vómitos a los cuales ya estaba acostumbrada por que con Martina me había pasado lo mismo, y la acidez. Todo iba genial así que en la semana 37 y con 14 kg ingresé para un parto programado!

Yo estaba casi segura de que mi parto sería una cesárea, me parecía raro rarísimo que con Martina que sólo era una hubiera sido cesárea y con las mellis fuera natural.

Ingresé igual que la otra vez, habiéndome tomado una pastilla para ir dilatando. La epidural me la pusieron bien prontito y yo poquito a poco iba dilatando hasta tal punto que a las 18:00 tenia una dilatación completa. La epidural se me fue pasando y antes de ir a la sala de parto me dieron la opción de “te doy otra vez la epidural completa y te vamos avisando para que tu empujes en cada contracción o … te damos poquito y eres tu la que empuja notando cada contracción”, y así fue, escogí la segunda opción!!

Entramos en la sala de parto y sabia que no podía estar en mejores manos, mi ginecólogo, alguien que me cuidaba como si fuera su hija, y la matrona me indicaban con cada contracción la hora de empujar, y es que para mí esto era algo nuevo. Después de media hora empujando, agotada, y con ayuda de unas ventosas nació Manuela con 2,580 kg.

Aun me quedaba otra y yo estaba agotada, hubiera cerrado la piernas y hubiera dicho “mirad, que he pensado que vuelvo mañana”. Solo tenia la opción de volver a empujar con cada contracción y seguir empujando. Mientras, las enfermeras y matronas miraban un reloj digital que tenían colgado en la pared de mi derecha, como si mi tiempo se fuera agotando poco a poco!!

A las 19:18 nació Valentina con 3,260kg. Mi pobre de todo lo que sufrió, la tuvieron que ayudar con oxígeno y ponerla pegadita a su hermana para que con el contacto físico fuera mejorando, y así fue!! Valentina de valiente! Seguido me las pusieron a las dos y fue el mejor momento de mi vida!

La epidural se me había pasado y no me quedó más remedio que para el punto de cruz que me iba hacer mi ginecólogo pedirle que me durmiera un poquito la zona.
Por fin ya estábamos los 5, mi familia, mi gran familia!

Only registered users can comment.

  1. Me encantan Carmen k bonito y k experiencias para toda la vida me ha encantado leerte sois una familia maravillosa , mis princesas preciosas las tres 😘Por aquí tienes una seguidora mas

  2. Impresionante carmen: piel de gallina! Es tan preciosa la foto de las dos mellis!! Con que fuerza se agarran! Y lo más guai, es que lo has escrito de modo que parece que lo estes contando, que te oiga. Supongo que ayuda los vídeos de instagram y que ya se como es tu voz! FELICIDADES!!!!!!

  3. Que bonitas Carmen!! Un día os vi en la sala de nuestro ginecòlogo (estabas embarazada de Martina) y yo estaba en pleno tratamiento para curarme de mi primer cáncer de mama.
    Me hizo mucha ilusión ver a Gorka, soy Athleticzale hasta la médula y en esos momentos me sacó una sonrisa que compartieramos ginecólogo.
    A mi también me trata con mucho cariño y para mi es como mi Ángel de la guarda.
    Siempre salgo de su consulta con una sonrisa!! Y con las pilas cargadas!
    Tienes unas niñas preciosas y una gran familia.
    Besazos

  4. Yo trabajo con niños, y creo que es lo mas bonito del mundo. Me encanta ver tus vídeos cotidianos junto a tus nenas, son guapísimas! Y sobretodo me parece admirable la fuerza con la que afrontas cada uno de tus días y la energía y valentía que tienes y que inculcas a tus hijas. Mas mamis y personas como tu! Un besazo enorme!

  5. Pagar a una mujer que se levante por las noches a atender a las niñas?? Alucino!! Vale que te pueda echar una mano con la casa, comidas, plancha, llevar a la nena al cole, a las mellizas a la guarde… pero levantarse x la noche para darlas de comer o calmarlas?? Alucinada me quedo 😯 Y tan pancha te quedas oye!

    1. La verdad es que choca leerlo porque no es lo habitual. Yo creo que más personas en tu situación lo harían lo que pasa es que prácticamente nadie se lo puede permitir

  6. Aaaayy!! Yo casi casi lado tú misma situación. En mi primer embarazo, en el de Lucia, traía un mellizo/a casi me da un soponcio cuando me enteré del embarazo (no estaba programado, y llevaba poco con mi chico, y viviendo juntos 3 semanas), q cuando fui a urgencias xq empecé a sangrar, y me ven 2 saquitos…susto pero alegría, a medias, xq me dijo el gine de guardia q a uno de ellos no le lograba oír latido, pero como solo estaba de 6 semanas y 1 era muy potente, q puede q x eso no se oyera el otro, y q si al llegar a la primera eco se lograba oír…enhorabuena, embarazo gemelar!! y si no…eso se reabsorbe y sin más, y eso fue lo q paso, al final solo Lucía y mi marido con un chasco q para q! Embarazo genial, con las nauseas típicas pero muy pocas del primer trimestre, q se pasaban con cariban, todo me venía bien, y así paso, 18 kilazos de embarazo 🤣😂. Alba llego 20 meses después, con un embarazo algo más jodido de náuseas y algún vomito, q ya hasta me impedía cenar y…mejor, solo 10kg de embarazo.
    Menuda chapa te he soltado jjajajajj pero es lo q nos pasa a las mamis, q nos encanta contar nuestras batallas de embarazos y partos. Yo ambos buenos y si el de Lucia fue bueno, el De Alba ya fue coser y cantar
    Gracias X compartir tus vivencias 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*