Cosas de princesas

Embarazo y parto de mi hija mayor, Martina!

2 marzo, 2017

Después de un año y medio intentándome quedar embarazada y de gastarme un pastizal en clear blue prueba de ovulación, por fin llega mi ansiado positivo!

Bueno, para las que no sabéis de que trata el clear blue ovulación es un aparato igual que el de los test de embarazo pero que te avisa de cuándo estás en tu mejor momento para quedarte embarazada! Es decir, que te sale una sonrisa… no hagas planes que los planes los tienes en casa, que no sale sonrisa pues … tendrás que seguir haciéndote los test hasta que te salga una sonrisa pero sin dientes!

A mi, a pesar de sonreírme, no me resultó muy efectivo. En cambio, a una amiga le dije que se lo comprara y se quedó a la primera!

Tengo que reconocer que llega un punto en el que ya nada es atractivo. Estar pendiente de una sonrisa hace que la gracia y el encanto…se pierda, pero bueno, al final conseguí mi ansiado positivo y mi marido y yo solo podíamos llorar. Fue una sensación increíble!

Desde que nos dio positivo teníamos que esperar alguna semana para ir donde el ginecólogo y poder verificar que realmente todo iba viento en popa. La verdad es que es una espera muy larga, de muchas dudas, incertidumbre….

Nosotros mientras tanto, viajamos al pueblo de mi marido para pasar el fin semana acompañados de unos amigos y sus hijas.

En el momento de acostarnos yo no me encontraba muy bien, comencé con perdidas. De inmediato, avisamos a nuestros amigos y nos fuimos a un hospital privado. El trato recibido no podía haber sido más nefasto, la ginecóloga de guardia estaba en su casa y dijo que no se acercaría porque al estar de poquito tiempo no vería nada que no viera a la mañana siguiente, alucinante! Me daba dos opciones, quedarme ingresada y me vería a las 8 de la mañana (mi casa estaba al lado) o irme a mi casa y regresar al día siguiente! No tuve ninguna duda, regresé a mi casa desconsolada y a la mañana llamé a mi ginecólogo que me dijo, “ven a bilbao con el asiento tumbado y nos vemos ahora”, y así fue!

Supongo que muchas de las que me leéis habréis pasado por situaciones similares y la verdad que no hay nada que consuele. Fue una noche horrible, no pude dormir y solo quería que se hiciera de día y ver que mi bebe, por que así lo sentimos desde el primero momento que sabemos que estamos embarazadas, estuviera bien aunque mis esperanzas se iban agotando!

Ya en Bilbao, me confirmaron que mi bebe estaba ahí, pero había un enorme hematoma que lo ponía en peligro, asi que tenía que reposar hasta que ese hematoma fuera desapareciendo poco a poco. Me mandaron ovulos de progesterona y a casa a rezar!

Durante ese tiempo empecé con los vomitos, y no se si os pasará a algunas, pero yo quería tenerlos para decir “¡¡Estoy embarazada!!”

Estuve 2 meses y medio de reposo hasta ver que el hematoma era pequeño y no tenia fuerza suficiente para llevarse al bebe.

Por fin pude hacer vida normal, aunque mis vomitos duraron hasta la semana 37. No querías vomitos?? Ahí los tienes!! Me recomendaron el cariban para que se me hiciera un poquito más llevadero! Al final de mi embarazo engordé 12 kg y mi ginecólogo me programó el parto para que mi marido pudiera estar presente!

Semana 37, 5 de febrero de 2013. Me levanté y me tomé una pastilla para ir dilatando. Llegué al hospital y me ingresaron!

Mientras, me pusieron un poquito de oxitocina para dilatar. Poco a poco iba notando las contracciones y las matronas me ofrecían la epidural “Carmen, no tienes que sufrir si hay medios para evitarlo!!”

Dicho y hecho. Cuando empecé a notar un poquito más las contracciones me pusieron la epidural. Mucha gente la teme, yo siempre digo que es maravilloso, no sientes dolor y puedes descansar porque la espera puede ser muy larga!! Yo ingrese a las 8:30 de la mañana, eran las 18:00 y había dilatado 3 cm, era lo máximo a lo que llegaría! A las 21:00 me llevaron a la sala de parto para hacerme una cesárea!

A las 21:30 nació Martina, con cesárea y con la ayuda de unas ventosas! Yo solo necesitaba oírla llorar y aunque no me encontraba en mi mejor momento, había perdido mucha sangre, tenia ganas de vomitar y me iba durmiendo poco a poco, solo me importaba que ella estuviera bien!

Se llevaron a mi pequeña para que hiciera el piel con piel con su padre mientras a mi me atendían. Tardé alrededor de hora y media en volver a la sala de dilatación! ¿Cómo seria? ¿A quién se parecería?

Me llevaron a la sala de dilatación y ahí estaba mi marido sin camiseta llorando a moco tendido y Martina pegada a su pecho, no se me olvidará en la vida! La cosa más bonita del mundo!
37 semanas, 52 cm y 3,480kg de puro amor!!
P.D A pesar del parto y de tener que hacerme una transfusión de sangre, volvería a pasar por ello sin ninguna duda!!

Only registered users can comment.

  1. Qué larga se te tuvo que hacer esa noche de pérdida..Yo no hubiera aguantado y esa misma noche aunque sea me voy a urgencias pública.. Qué miedo y qué valiente fuiste! 😘

  2. Me ha encantado el post. Con los pelos de punta y la lagrimilla sobre la mejilla me he imaginado cada uno de los momentos que has descrito. ❤️ Enhorabuena por el blog, ya era hora!! No me pienso perder ni un post!!

  3. Una niña preciosa!!!! Yo a mis hijas les he inculcado epidural siempre, yo tuve dos partos naturales y tres con anestesia por complicaciones y para ser mama tampoco hay que sufrir, un besazo

  4. Bfff q momento más duro… un post muy muy emotivo!!!
    A mi el cariban no me hizo NADA de NADA!!
    Y sobre la epidural… a mi me dijeron lo mismo, q no habia necesidad de pasar dolor y según me la pusieron descansé!
    Enhorabuena por el post y el blog!

  5. Hola Carmen!
    En la semana 38 me programaron el parto de mi niña y como a ti, funalmente termino en cesarea porque no dilate nada!!
    Una cesarea buenisima y en 10min llego a la vida mi mayor tesoro! Se me ponen los pelos de punta aun!
    Ahora 2 años despues estoy esperando a mi principe! A ver que tal se da el parto esta vez.!
    Te sigo guapa!

  6. El inicio del embarazo me ha recordado al mío… esos dichosos teses… caras sonrientes y cuando por fin consigo quedarme embarazada empiezo con sangrados…. y como no queríamos decir en la familia que estamos embarazados fui solita al hospital ( Xq mi marido trabajaba) y me trataron fatal, me dijeron:” ala maja, eres joven si estás teniendo un aborto ya probaras más adelante”
    Desde luego hay maneras y maneras sobre todo para madres primerizas….
    Pero al final todo acabó con mi precioso Marco ekaitz el superviviente 😄
    Las madres desde luego somos de una pasta especial.
    ( por cierto de lo la frase de: si tengo nauseas es que todo va bien, la comparto 100%)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*